Protección al trabajador migrante en California

El 5 de octubre del 2017, el Gobernador Jerry Brown firmo la nueva ley AB 450, la cual entrará en vigor el 1º de Enero del 2018. Esta ley impondría a empleadores nuevas obligaciones acerca de cómo lidiar con agentes federales de inmigración si es que el empleador recibe una notificación de inspección de los records de empleados.

Con excepciones requeridas por leyes federales, la ley de California AB 450 requiere lo siguiente:

  1. Si los agentes federales de inmigración no tienen una orden judicial para entrar al lugar, un empleador no puede voluntariamente permitir acceso a agentes de inmigración en áreas no públicas de la compañía.
  2. Si los agentes federales de inmigración no tienen una orden judicial para revisar documentos privados de empleados, el empleador no puede voluntariamente permitir acceso a agentes de inmigración a accesar, revisar, u obtener los récords del empleado. Sin embargo, esta restricción no aplica a formas I-9 ni a ningún otro documento o forma similar;
  3. Un empleador tiene que notificar a sus empleados en menos de 72 horas después que una agencia de inmigración federal los contacte para revisar o inspeccionar formas I-9. La notificación del empleador para sus empleados tiene que tener los siguientes datos: (1) el nombre de la agencia la cual pidió revisar los documentos, (2) el día el cual el empleador recibió el aviso, (3) la razón la cual la agencia federal de inmigración está investigando, y (4) una copia de la notificación de la inspección.
  4. Dentro de 72 horas de recibir la notificación de inspección de la agencia federal de inmigración, el empleador tendrá que otorgar una copia de los resultados de la investigación a sus empleados afectados. La copia con los resultados tendrá que describir los resultados de la investigación, y lo que se encontró, y la hora y fecha de cuando la investigación fue llevada;
  5. La ley prohíbe que un empleador re-evalue la elegibilidad de un empleado de poder trabajar legalmente, si es que no es obligatorio por alguna ley federal.

Empleadores que no cumplan con estos requisitos tendrán que pagar una multa de $2,000 a $5,000 por la primera violación, y $5,000 a $10,000 por violaciones subsecuentes.

Sepa sus derechos.

Ricardo Elorza
Union Law Group, APC

Qué hacer si llega ICE a su casa.

Todas las personas viviendo dentro de los Estados Unidos, incluyendo a inmigrantes indocumentados, tienen ciertos derechos según la Constitución de los EE.UU. Si usted es indocumentado y oficiales de inmigración (ICE) tocan la puerta, sepa que tiene los siguientes derechos:

No abra la puerta. Usted no tiene que abrir la puerta o dejar entrar a su hogar a los oficiales de inmigración, a menos que tengan una orden judicial válida y firmada por un juez.

  • Una orden de deportación de ICE no es igual a una orden judicial.  Si la orden de deportación es el único documento que tienen, ICE no puede entrar legalmente a su casa a menos que usted de consentimiento para entrar.
  • Si los oficiales dicen que tienen una orden judicial firmada por un juez, pida que la pasen por debajo de la puerta o que se la demuestren por la ventana para que usted la vea.
  • Si su nombre y dirección están incorrectos en la orden judicial y no está firmada por un juez, no abra la puerta ni deje entrar a los oficiales.
  • Si en algún momento usted decide hablar con los oficiales, usted no tiene que abrir la puerta para hacerlo. Puede hablar con ellos por la puerta o puede salir y cerrar la puerta detrás de usted.

Tiene el derecho de guardar silencio. Usted no necesita hablar con los oficiales de inmigración o responder a las preguntas que le hagan.

  • Si usted decide guardar silencio, dígaselo en voz alta a los oficiales.
  • Usted puede demostrar una tarjeta de información de conocimiento de sus derechos al oficial, la cual explica que usted está ejercitando su derecho de mantener el silencio y que desea consultar con un abogado.
  • Usted puede negarse a presentar documentos de identidad que indican su país de origen.
  • No presente ningún documento falso y no mienta.
  • Si le preguntan dónde nació o cómo entró a los Estados Unidos, usted puede negarse a contestar o puede guardar silencio.

Tiene el derecho de hablar con un abogado. Si lo detienen o lo toman en custodia, usted tiene el derecho de contactar a un abogado inmediatamente.

  •  Aunque no tenga abogado, usted les puede decir a los oficiales de inmigración que desea hablar con un abogado.
  • Si usted tiene un abogado, tiene el derecho de consultar con él/ella. Si tiene un Formulario G-28 firmado, lo cual demuestra que usted tiene abogado, entrégueselo al oficial.
  • Si usted no tiene abogado, pida una lista de abogados sin costo (“pro bono”) al oficial de inmigración.
  • Usted también tiene el derecho de llamar a su consulado. El consulado podrá asistirle en localizar a un abogado.
  • Usted puede negarse a firmar cualquier documento hasta que haya tenido la oportunidad de consultar con un abogado.
  • Si usted elige firmar algo sin consultar con un abogado, asegúrese de que entiende exactamente lo que el documento dice y lo que significa antes de firmarlo.

Si quiere más información sobre sus derechos o para saber sí usted podrá ser elegible para algún beneficio migratorio o compensación, llámenos a USA: (619) 662-2170 o a MEX: (664) 622-5442 para agendar una cita y platicar sobre su caso.